Todo lo que tenés que saber sobre la Autotransferencia de Grasa

Publicado por
|

A través de este procedimiento, se extrae grasa de la paciente mediante una Lipo, se la mezcla con PRP y se inyecta en los glúteos, aumentando su volumen de una forma natural.

Dr. Leonardo Imbriano
MN 109601
Cirujano Plástico y Ginecólogo
Especialista en Estética Genital Femenina
A cargo de la Unidad de Estética Genital Femenina en DELSUR Medicina Estética
www.drimbriano.com

¿Qué es? La Autotransferencia de Grasa es una innovadora técnica –y cada vez más solicitada – con la cual se extrae grasa de la propia paciente mediante una lipoescultura convencional, para luego ser correctamente procesada y mezclada con Plasma Rico en Plaquetas autólogo e inyectada en la zona de los glúteos. Este procedimiento brinda volumen y proyección glútea, dando ese efecto de “levantamiento” tan buscado por las mujeres.

Además de brindar una gran mejora en la zona, no existe ningún tipo de rechazo o complicación, ya que se utiliza grasa propia del paciente, con resultados muy naturales.

La grasa al ser un tejido vivo con gran cantidad de células madre (stem cells) dentro de sus componentes, y al ser estimulada con Plasma Rico en Plaquetas durante la transferencia, nos brinda un mejor resultado estético final ya que mejora la sobrevida, cantidad, duración y fijación del tejido graso transferido.

El objetivo del relleno glúteo con grasa es dar volumen, redondez y a su vez proyectar los glúteos, en caso de que se necesite una mayor proyección. En el mismo procedimiento se coloca la grasa y también unos hilos tensores glúteos. De la totalidad de la grasa que se pone en la cola va a sobrevivir el 50%, ya que la grasa es un tejido vivo, es por eso que en la cirugía “sobrecorregimos”, ya que sabemos que al año queda el 50% de lo puesto. Una vez que la grasa colocada se fijó y se vasculariza, queda de por vida. El efecto de la intervención es inmediato.

¿Ventajas sobre los implantes? El Aumento de Glúteos Mediante Autotransferencia de Grasa es más barato que los implantes, tiene un menor tiempo de cirugía y a la vez el post quirúrgico no es doloroso, pero cabe aclarar que los implantes tienen indicaciones precisas, ya que deben usarse en casos de glúteos muy caídos, con muy poco volumen, o cuando las pacientes no tienen suficiente grasa para sacar del abdomen o los laterales, ya que se hace primero una “lipo” y de esa grasa obtenida es la que se transfiere a los glúteos. Por ejemplo, el caso de pacientes muy flacas, pacientes con glúteos muy pequeños o pacientes que buscan una proyección marcada, son candidatas para las prótesis glúteas.
¿De qué se trata la intervención? A la paciente se la ingresa al quirófano, con anestesia general suave. Se realiza una lipo con cánula convencional, se extrae grasa de todos los lugares posibles: abdomen, laterales, brazos, rodillas, entrepierna, Monte de Venus, papada, axilas, se prepara y se concentra la grasa mediante una técnica muy detallada. Se rota la paciente y se la inyectada en la zona glútea para darle volumen. Todo en el mismo procedimiento quirúrgico, por lo que cuando el paciente se despierta, ya se le hizo la lipo y la transferencia.

Es importante destacar que la transferencia de grasa no sólo se hace en los glúteos, sino también en depresiones postmastectomía, cicatrices en o depresiones en las piernas, en cirugía reconstructiva en la cara, etc. La grasa no sólo genera volumen, ya que al tener gran cantidad de células madre, genera una marcada mejora en toda la calidad de la piel donde se inyecta la grasa, es por eso que las pacientes a las que les se les transfiere grasa en los glúteos también obtienen una marcada mejora en su celulitis.

Consejo post-tratamiento: Una vez que se practica la liposucción, el cuerpo se “da cuenta” de que le han sacado grasa y entra en una especie de “estado de emergencia”. Durante los dos primeros meses y hasta que el cuerpo se estabilice es importante que la paciente siga una dieta baja en carbohidratos y baja en azúcares refinados, ya que todo lo que coma en ese momento el cuerpo lo acumula (por ese estado de “alerta” en el que se encuentra) y lo procesa rápidamente como grasa.
Hay que tener en cuenta que a la liposucción la paciente no puede llegar con sobrepeso, es decir, este procedimiento es de modelado, ya que trabaja sobre grasa localizada que no se elimina a pesar de bajar de peso o hacer ejercicio, por ejemplo: abdomen, costados de la cintura, la zona de atrás de la espalda donde se abrocha el corpiño, tríceps, pantalón de montar, cara interna de rodillas, debajo de los glúteos.

Es importante que después de la intervención continúen con el plan previo con el que llegaron al tratamiento: nutricionista y ejercicio. A la semana las pacientes ya pueden retomar rutinas de actividad física. Si no llevan adelante estos cuidados, su cuerpo volverá a formar grasa en las zonas de donde se extrajo la misma.

(2, 1 )

Videos

Archivo

Pin It on Pinterest

Share This

COMPARTIR

Comparte este artículo

Ir a la barra de herramientas