Tratamiento de la gripe

Publicado por
|

No existe un tratamiento específico de la gripe ya que se trata de un virus que se instala en nuestro cuerpo y una vez allí realiza su recorrido sin tener en cuenta ningún tipo de medicamento. Sin embargo, se puede moderar la fiebre y aliviar los dolores con analgésicos-antipiréticos, siempre y cuando el paciente tenga más de cinco años y le haya visitado un medico. Por otro lado, la codeína alivia la tos seca; la amantadina puede reducir el ciclo vírico hasta un 50%.

Referente a los antibióticos, se administrarán en cuanto se presentan las posibles complicaciones bacterianas.

Las recomendaciones de cualquier médico son permanecer en cama y reposar, beber mucho líquido (zumos y caldos) y recurrir a los antitérmicos, analgésicos y antipiréticos para rebajar la fiebre y los dolores.

Es importante saber que los antibióticos no sirven para combatir el virus de la gripe. La acción de estos fármacos sólo se dirige hacia las bacterias, y la gripe está producida por un agente viral.

También existen las terapias naturales para reducir los síntomas de este virus como, por ejemplo, la equinácea, una planta recomendada para el tratamiento de la gripe y resfriado común, faringitis, rinitis, sinusitis, bronquitis, entre otras.

Los médicos recomiendan adquirir los preparados de equinácea en farmacias y no prolongar el tratamiento más de seis semanas. En algunos casos se han detectado alteraciones del hígado, como principales efectos secundarios, aunque de forma esporádica.

Para este tipo de dolencias también se recomiendan plantas que tienen una gran actividad antiséptica respiratoria y expectorante. Como antisépticos respiratorios las más efectivas son las esencias de eucalipto, tomillo y pino silvestre; las expectorantes son, además del tomillo y el eucalipto, el regaliz y la polígala.

(2, 1 )

Videos

Archivo

Pin It on Pinterest

Share This

COMPARTIR

Comparte este artículo

Ir a la barra de herramientas